Cita online Cita online Cita online
Cita telefónica Cita telefónica Cita telefónica
« Volver a noticias

Adenomiosis. Una patología uterina poco diagnosticada hoy en día

Artículo del Dr. José Antonio Domínguez Arroyo.

Ginecólogo y Director Médico de IERA Quirónsalud

 

La adenomiosis es una de las enfermedades del útero más frecuente en mujeres por encima de los 35-40 años, pero hasta ahora ha sido infradiagnosticada debido fundamentalmente a cierto desconocimiento sobre la existencia de la enfermedad.  Otros posibles factores para esta baja rentabilidad diagnóstica han sido una falta de criterios médicos definidos y que la calidad de la imagen ecográfica no ha sido tan buena como la que tenemos actualmente con los ecógrafos modernos.

En cualquier caso, el creciente interés por sus repercusiones en la fertilidad, sobre todo en relación con las técnicas de reproducción asistida, está haciendo tomar conciencia de la importancia de este diagnóstico.

Se trata de una alteración uterina caracterizada típicamente por aumento de tamaño del órgano, dolor en las relaciones sexuales y a la presión uterina con la sonda ecográfica, dolor menstrual importante y sangrados irregulares escasos intermenstruales. Desde el punto de vista de la imagen tanto ecográfica como por Resonancia Magnética recientemente se han descrito una serie de criterios que están ayudando a mejorar su diagnóstico. En un porcentaje elevado de casos coexiste con endometriosis ovárica o peritoneal.

Muchos estudios la han relacionado con disminución de la capacidad de conseguir una gestación en tratamientos de reproducción, aunque no encuentran esta relación en otros. Lo que sí parece uniforme es la asociación con mayores posibilidades de abortos.

Se han propuesto gran variedad de tratamientos médicos y quirúrgicos, pero sólo un tratamiento que consigue dejar a la mujer temporalmente menopáusica (ya que la enfermedad es dependiente de hormonas) parece mostrar buenos resultados.

La cirugía para esta dolencia es muy complicada y se ha asociado a riesgos como roturas uterinas en embarazos posteriores, abortos, placentas previas, etc., aunque en combinación con el tratamiento médico y en manos de cirujanos expertos puede ser un arma de utilidad para mejorar los resultados de los tratamientos de reproducción asistida en casos concretos.

IERA, Instituto Extremeño de Reproducción Asistida en Badajoz