Cita online Cita online Cita online
Cita telefónica Cita telefónica Cita telefónica

Preservación de la Fertilidad

En nuestro centro ofrecemos todas las garantías para criopreservar tus gametos ya seas mujer o varón. Tus muestras quedarán guardadas en el momento que tú decidas para poder desarrollar tus deseos de ser madre o padre más adelante.

 

Preservación de la fertilidad femenina

Si siempre has tenido claro que quieres ser madre, pero aún no ha llegado el momento, en nuestro centro existe la opción de criopreservar tus óvulos en este momento para utilizarlos cuando tú decidas sin los efectos del paso del tiempo.

Factores como la edad, los hábitos de vida o la situación clínica de una mujer hacen que sus capacidades reproductivas puedan verse reducidas considerablemente.

Gracias a técnicas como la vitrificación es posible la criopreservación de óvulos para garantizar unas buenas oportunidades de conseguir un embarazo cuando el momento sea el oportuno.

Los pasos más destacables en este proceso son los siguientes:

1) Estimulación ovárica controlada: el objetivo es conseguir la maduración de un número suficiente de ovocitos según la respuesta ovárica de cada paciente a través de la administración de medicación.

2) Punción folicular: consiste en la extracción de los ovocitos generados en cada ovario a través de una punción vaginal guiada por ecografía. Se realiza mediante sedación para una mejor recuperación.

3) Criopreservación de ovocitos: vitrificación de los ovocitos maduros obtenidos, ya sea de forma manual o automática.

 

Preservación de la fertilidad masculina

Del mismo modo que ocurre con la preservación de la fertilidad femenina, el objetivo es almacenar espermatozoides en nitrógeno líquido para posponer la paternidad.

Al contrario que ocurre en las mujeres, los varones producen espermatozoides a lo largo de toda su vida y aunque hay estudios que demuestran que la calidad seminal va disminuyendo a partir de una determinada edad, los varones no suelen criopreservar muestras de semen para posponer la paternidad.

Los motivos más usuales suelen ser el sometimiento a tratamientos oncológicos o situaciones patológicas como varicoceles o cirugías que puedan comprometer la función espermática y la situación clínica del paciente.

Las fases más importantes son:

1) Obtención de la muestra de semen: el varón deberá obtener una muestra de semen en las instalaciones del centro mediante masturbación.

2) Congelación de la muestra de semen: La muestra será evaluada y congelada en el laboratorio de andrología en soportes que permiten la utilización de sólo una parte indispensable en caso de requerirse para un tratamiento de reproducción asistida independientemente del tiempo que lleva congelada.

 En los casos donde la calidad seminal esté comprometida, el centro le recomendará realizar congelaciones sucesivas.